Solicitamos su permiso para el uso de cookies en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si  o continúa navegando consideramos que acepta el uso que hacemos de ellas.     Puede obtener más información sobre cookies aquí
La vasija
Inicio Inicio Contactar
Ir Arriba

La vasija


Si no fueras exactamente como eres, con todos tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza


Cuentan que había en una pequeña aldea, un cargador de agua que tenía dos grandes vasijas, que colgaba de cada uno de los extremos de un palo que él llevaba encima de los hombros.

Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua hasta el final del largo camino que cada día recorría a pie el cargador, una y otra vez, vasijadesde el arroyo hasta la aldea.

Cuando llegaba, la vasija rota sólo contenía la mitad del agua. Y así ocurrió diariamente durante dos años completos.
Desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los cuales fue creada.

Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable, porque sólo podía hacer la mitad de lo que se suponía que era su obligación.

Pero después de dos años, la vasija agrietada le habló al aguador diciéndole: “Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo. Porque debido a mis grietas, sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir”.
El aguador, apesadumbrado, le dijo compasivamente: “Cuando regresemos a la casa quiero que vayas contemplando las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.” Y así lo hizo la vasija y, en efecto, vio muchísimas hermosas flores a lo largo de todo el camino. Pero de todos modos seguía sintiéndose apenada, porque al final, sólo le quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar, mientras que la otra, llegaba con toda el agua a la aldea.

El aguador le dijo entonces, mientras que sentándose la estrechaba contra si: “¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello.

Sembré semillas de flores en los dos lados del camino y a lo largo de todo él. Por donde vas tú sin saberlo, todos los días las has ido regando.

Y por dos años yo he podido recoger estas flores, para decorar el altar de la pequeña ermita de la aldea.
Si no fueras exactamente como eres, con todos tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza

Volver a Cuentos y Par��bolas

La vasija   
Nuestra parroquia. Horarios. Misas y actos religiosos. Atención al parroquiano. Area de la Parroquia. El edificio parroquial.

Nuestra parroquia.

Horarios. Misas y actos religiosos. Atención al parroquiano.
Vida parroquial. Catequesis. Pastoral. Servicios religiosos. Servicios sociales.

Vida parroquial.

Catequesis, pastoral, Servicios religiosos y sociales.
Cristianos de hoy. Los sacramentos. Cuentos y parábolas. Reflexión y acción. Publicaciones de interés...

Cristianos de hoy

Los sacramentos. Cuentos y parábolas. Reflexión y acción.
Grupos (acción parroquial). Pastoral de Juventud, grupos de Adultos, Acción Social, Tiempo Libre, Alcohólicos anónimos, Legión de María, Coro ...

Grupos (acción parroquial)

Jóvenes, adultos, acción social, tiempo libre...
Anuario.Noticias y aconticimentos de interés.

Anuario (noticias)

Noticias y acontecimentos de interés. Un espacio para el recuerdo. Nuestra huella: un poquito de historia.
Diócesis de Salamanca

Diócesis de Salamanca

Asamblea diocesana. Escritos y noticias. Actualidad Diocesana.
Contactar. Más información. Participación y voluntariado.

Contactar

Más información, participación y voluntariado.

923 22 00 85

Parroquia de Nuestra Señora de Fátima. Salamanca.