Solicitamos su permiso para el uso de cookies en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si  o continúa navegando consideramos que acepta el uso que hacemos de ellas.     Puede obtener más información sobre cookies aquí
Sólos y acompañados
Inicio Inicio Contactar
Ir Arriba

Sólos y acompañados


...Nadie se moría de hambre porque ¡todos se daban de comer los unos a los otro


Aquel hombre había viajado mucho. A lo largo de su vida, había visitado cientos de países reales e imaginarios... Uno de los viajes que más recordaba era su corta visita al País de las Cucharas Largas.

Había llegado a la frontera por casualidad: en el camino de Uvilandia a Paraís, había un pequeño desvío hacia el mencionado país. Como le gustaba explorar, tomó ese camino. La sinuosa carretera terminaba en una enorme casa aislada.
Al acercarse, notó que la mansión parecía dividida en dos pabellones: un ala Oeste y un ala Este. Aparcó su automóvil y se acercó a la casa.
En la puerta, un cartel anunciaba: “País de las cucharas largas «este pequeño país consta sólo de dos habitaciones, llamadas negra y blanca: Para recorrerlo, debe avanzar por el pasillo hasta donde se divide y girar a la derecha si quiere visitar la habitación negra, o a la izquierda si lo que quiere es conocer la habitación blanca.»

El hombre avanzó por el pasillo y el azar le hizo girar primero a la derecha. Un nuevo corredor de unos cincuenta metros de largo terminaba en una enorme puerta. Nada más dar los primeros pasos, empezó a escuchar los ayees y quejidos que provenían de la habitación negra.

Por un momento, las exclamaciones de dolor y sufrimiento le hicieron dudar, pero decidió seguir adelante. Llegó a la puerta, la abrió y entró.

Sentados en torno a una enorme mesa habían cientos de personas. En el centro de la mesa se veían los manjares más exquisitos que cualquiera pudiera imaginar y, aunque todos tenían una cuchara con la que alcanzaban el plato central, ¡se estaban muriendo de hambre!

El motivo era que las cucharas eran el doble de largas que sus brazos y estaban fijadas a sus manos. De ese modo, todos podían servirse, pero nadie podía llevarse el alimento a la boca. La situación era tan desesperada y los gritos tan desgarradores, que el hombre dio media vuelta y salió huyendo del salón. Volvió a la sala central y tomó el pasillo de la izquierda, que conducía a la habitación blanca. Un corredor exactamente igual que el anterior terminaba en una puerta similar.

La única diferencia era que, por el camino, no se oían quejidos ni lamentos. Al llegar a la puerta, el explorador giró el picaporte y entró en la habitación. Cientos de personas se hallaban también sentadas en torno a una mesa igual a la de la habitación negra.

También en el centro se veían manjares exquisitos, y todas las personas llevaban una larga cuchara fijada a su mano.

Pero allí nadie se quejaba ni lamentaba. Nadie se moría de hambre porque ¡todos se daban de comer los unos a los otros! El hombre sonrió, dio media vuelta y salió de la habitación blanca. Cuando oyó el “clic” de la puerta que se cerraba se halló de pronto, misteriosamente, en su propio automóvil, conduciendo de camino a Paraís.

Volver a Cuentos y Par��bolas

Sólos y acompañados   
Nuestra parroquia. Horarios. Misas y actos religiosos. Atención al parroquiano. Area de la Parroquia. El edificio parroquial.

Nuestra parroquia.

Horarios. Misas y actos religiosos. Atención al parroquiano.
Vida parroquial. Catequesis. Pastoral. Servicios religiosos. Servicios sociales.

Vida parroquial.

Catequesis, pastoral, Servicios religiosos y sociales.
Cristianos de hoy. Los sacramentos. Cuentos y parábolas. Reflexión y acción. Publicaciones de interés...

Cristianos de hoy

Los sacramentos. Cuentos y parábolas. Reflexión y acción.
Grupos (acción parroquial). Pastoral de Juventud, grupos de Adultos, Acción Social, Tiempo Libre, Alcohólicos anónimos, Legión de María, Coro ...

Grupos (acción parroquial)

Jóvenes, adultos, acción social, tiempo libre...
Anuario.Noticias y aconticimentos de interés.

Anuario (noticias)

Noticias y acontecimentos de interés. Un espacio para el recuerdo. Nuestra huella: un poquito de historia.
Diócesis de Salamanca

Diócesis de Salamanca

Asamblea diocesana. Escritos y noticias. Actualidad Diocesana.
Contactar. Más información. Participación y voluntariado.

Contactar

Más información, participación y voluntariado.

923 22 00 85

Parroquia de Nuestra Señora de Fátima. Salamanca.